Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» R e g i s t r o D e V i v i e n d a{Optativo}
Lun Oct 24, 2011 2:19 pm por Alba

» R e g i s t r o D e M o v i l & D i a r i o{Optativo}
Lun Oct 24, 2011 2:17 pm por Alba

» R e g i s t r o D e A v a t a r{Obligatorio}
Lun Oct 24, 2011 2:13 pm por Alba

» R e g i s t r o D e R a z a{Optativo}
Vie Ago 19, 2011 12:26 am por Layna Graunt

» Ficha de Graunt
Vie Ago 19, 2011 12:23 am por Layna Graunt

» Little Words [Normal]
Lun Ago 01, 2011 3:04 am por Invitado

» Gossip Girl (Afiliados normal)
Lun Jul 04, 2011 9:46 am por Invitado

» As I Lay Dying {The Vampire Diaries RPG} ¡FORO NUEVO! -Afiliación Normal-
Jue Mayo 26, 2011 2:34 pm por Invitado

» Elite: Voldemort Return! NECESITAMOS GENTE GENIAL! PERSONAJES PREESTABLECIDOS LIBRES!
Dom Abr 17, 2011 6:34 pm por Invitado











Afiliados Hermanos
{Por Invitacion de los Admin}


The Hunger Games Rol Sweet Temptation




Afiliados Elite

{Vip/Elite}

 
 




Una partida de Pool {Bonnie}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una partida de Pool {Bonnie}

Mensaje por Jeremy Gilbert el Dom Feb 20, 2011 10:21 pm

Asumir el mundo con la facilidad de mi cabeza me había llevado a muchos errores. Había sufrido mucho por ello, creyendo en tantas cosas que se desvanecían entre mis dedos. Había decidido no pensarlo nunca más, ¡renunciar a todo! No quería creer en el amor, ni vivirlo ni sentirlo. Pero al encontrarme de vuelta sintiendo algo por otra persona, me desperté. Comencé a preocuparme, a estabilizarme, a restringirme mis excesos… me dediqué un poco a vivir.
Aún encontrando una compañía y habiendo trabajado en nuestra relación, todo lo creado terminó por desmoronarse. Enterarme de la muerte de Vicky fue muy duro. Su vida le fue arrancada por un simple capricho, sin razón alguna. Más adelante volví a encender una llama de esperanza, pero también murió, junto a Anabelle. Ella fue sentenciada por los prejuicios del hombre. ¿Razón? ¿Eran ésas razones para remediar el daño hecho? Me sentí muy impotente ante los hechos, sin capacidad de hacer algo por ofrecer una resistencia. Quise convertirme en vampiro, quería el poder para remediar el daño hecho, pero en realidad no arreglaba nada con eso. Pero ahora tenía mi anillo.
Parece un capricho que una tenencia así pudiese infundirme tanta confianza, pero lo hacía. Aunque solo hubiese logrado pequeñas actuaciones como cebo, gracia a ello. Sentía una mi participación en este nuevo mundo, era útil. No tengo la fuerza como la que me ha quitado mis dos compañeras, pero me siento algo más confiado para pelear por lo que amo. Y Bonnie estaba dentro de ello. Aunque la vida no estuviera acomodada para que ella fuese algo más en mi vida. Sin embargo sabía que podíamos romper esas reglas, si funcionaba para el lado oscuro del amor también lo sería para el bueno.
Palabras, ideales y posturas, todas creadas en torno a ella. Estaba seguro de que eran reales, pero no podía sentirlas aún. Debía darle vida, enfrentar nuestro miedo y sacar todo este amor a relucir. Debía el pionero en mostrar lo posible de nuestro de amor, y que existía forma de que el mismo existiese sin importar más.
Reí junto a ella por lo comentarios sobre la escuela, indeciso entre mantener mi postura de disfrutar el momento o comenzar a trabajar en “nosotros”. Imité el acto anterior ante la broma de Bonnie, con esas palabras no podía ir de en serio. Mi pasado, no era algo que tocásemos. El cambio no había sido voluntario. Es más, pensando lo de Vicky, podría haber muerto de una sobredosis. ¿Qué haría importado? Sólo había sido un patán. ¡Qué mundo incorregible!
Fruncí los labios durante unos segundos, pensar tan crudamente realmente no hacía muy feliz. Una mirada general me podría mostrar lo mucho que podría importarla al resto, por eso estaba sólo. Pero con ella era diferente, por eso sentía por ella, y no debía incomodarle así. Obviando la mención de Elena, proseguí con la invitación.
- Claro, por ello estamos aquí.- repuse con una casualidad tan mal trabajada que no dejaba muy convincente que así fuese, sin embargo mi entusiasmo reflejado era completamente real. Me dispuse a seguirle, devolviéndole la sonrisa con aprensión. – Considerando tus habilidad…- repuse como si realmente lo estuviese pensando –Pfff…- exclamé sin evitar una risotada.
- Eres terca.- repuse sin intención más que la irónica. Apoyé mi bebida sobre nuestra mesa favorita y me senté sobre el borde de la mesa de pool, en posición de jugador. – Dejemos el pool a los que saben.- finalicé ensanchando mi sonrisa. – Por tu parte… puede sacar el conejo de la galera.- acoté riendo con ganas.
Una leve despreocupación, sólo eso fue. Volver a fundirme en su mirada fue dejar caer la seudo máscara que llevaba puesta. No estaba tan seguro, sólo era una representación de lo que había estado pensando. No podía estarlo, no sin realmente hablar y dejar en claro lo que tenía que decir. Sin embargo, seguía sin saber que decir. Y para ojos visibles, era como si de repente la sutileza del mago muriera y los trucos se volviesen fáciles de seducir. Estaba perdiendo la maña para afrontar nuestros encuentros de ésta manera, no se medaba bien ocultar. Menos algo tan interno.



Última edición por Jeremy Gilbert el Sáb Mar 05, 2011 12:59 am, editado 2 veces
avatar
Jeremy Gilbert
Humanos
Humanos

Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 17/02/2011
Edad : 25
Localización : Argentina, Buenos Aires (Cap. Fed)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una partida de Pool {Bonnie}

Mensaje por Bonnie Bennet el Dom Feb 20, 2011 11:23 pm

Me hallaba en casa intentando tomarme al menos dos horas para poder regresar a mi vida normal, y sentarme a estudiar para el examen de historia. intentaba seguir un momento aquella vida que deberia ser la de una chica normal de mi edad. Aunque conocia la realidad: la normalidad estaba muy lejos de mi, era cualquier cosa menos eso. Era increible como en meses mi vida habia dado un giro por completo una gran revolucion que nunca me habia esperado.. y habia madurado, si que lo habia hecho, habia tenido que hacerlo a la fuerza con todas las cosas que ocurrieron. Que hacia una chica de mi edad? estudiaba, se preocupaba por sus amigos, sus examenes, las salidas, disfrutaba salir con amigos , las fiestas y demas...pero para mi esos momentos eran aquellos en los que vivia una vida diferente donde no era yo. Mi vida normal ahora era investigar, practicar hechizos, proteger a Elena y mis seres queridos, pelearme con vampiros, conocer otros brujos y en el tiempo libre, preocuparme por mi vida solitaria y el manejo del hogar. Era una locura, pero esa era mi vida. Por lo menos, era soportable mas que nada cuando tenia a mis amigos a mi lado...porque sola? probablemente no hubiera aguantado llevar ese ritmo. Tenia a Elena, a Caroline a pesar de nuestras diferencias.. a Matt, a pesar de lo extraño que parecia, hasta tenia amigos vampiros como Alec y Stefan. Damon, aunque viviamos peleando, por momentos me dejaba sentir que ahora queria protegerme y podia contar con el. y tambien tenia a Jeremy. sonrei al pensar en el.

Era extraño porque antes nunca habiamos tenido tanta comunicacion , solo habiamos cruzado algunas palabras cuando me quedaba en casa de Elena a hacer algo para el colegio o a dormir, pero nunca lo habia tratado mas alla que como hermano de Elena. pero ultimamente con todas las cosas que pasaban, habiamos terminado conociendonos mas y casi diria que eramos inseparables. Era un chico muy agradable y me gustaba pasar el tiempo con el.. era un buen sosten, me hacia mucho bien y sabia comprenderme. Lograba que me olvidara del mundo, de los problemas solo con una sonrisa. Me quede un momento pensando en el...tanto que me desviee totalmente del estudio. me preguntaba donde estaria, que andaria haciendo? *seguro escuchando musica, o jugando al pool o coqueteando con alguna chica * esa ultima idea no me gusto nada y frunci los labios en una mueca. pero que me importaba a mi si coqueteaba con alguna joven? no seria bueno para el, encontrar alguna chica , normal, que lo quisiera y pudiera darle una compañia mas segura y sana? seria lo justo, pero aun asi algo me molestaba y no entendia porque... o no queria entenderlo.
intente regresar mi atencion al resumen de historia que estaba haciendo a partir de los libros cuando mi celular sono con la alarma de que tenia un nuevo mensaje. suspire y cogi el celular, viendo que era de jeremy. lo lei y sonrei. lo pense un momento, pero finalmente me decidi y deje todo para ir a coger un abrigo y mi bolso. De regreso al living cogi el celular y las llaves,las guarde en el bolso, me vesti mi abrigo y sali de casa mientras texteaba al celular de Jeremy para avisarle que iba en camino.

Minutos despues entre en el Mystic Grill y busque entre la gente a Jeremy con la mirada. No tarde en hallarlo:estaba sentado a la barra. Sonriendo me acerque a el que parecia despistado. Llegue a su lado poniendo una mano en su hombro y besando su mejilla- hola, Jer- salude de buen humor- recibi tu mensaje. definitivamente, una charla y una ficha de pool suena mil veces mejor que estudiar historia- rei divertida.
avatar
Bonnie Bennet
Brujas
Brujas

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 08/02/2011
Localización : Mystic Falls

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una partida de Pool {Bonnie}

Mensaje por Jeremy Gilbert el Lun Feb 21, 2011 2:52 am

Estar viviendo en éste mundo extraño sólo me daba ganas de volver a aquel que conocía. La verdad, aquí y en todos lados, no es más que otra responsabilidad con la cuál cargar. No podía culpar a nadie de querer simular la normalidad en todo, intentar continuamente de retomar sus vidas, pues yo también lo hacía. Todos cargábamos ese peso. Damon, Stefan, Alaric, Elena, Caroline, Bonnie y yo. En realidad también John, ¿pero quién lo contaba a él? No podía olvidar tampoco a Tyler, aunque él seguía cerrándome a mí. Nunca tuve oportunidad de corroborar como se sentía él, las razones de todas sus reacciones. Tenía esperanzas de algún día esclarecer todo y poder hablarlo. Pero ahora todos estábamos ante un problema mayor, la seguridad de Elena.
Era la primera en evitar la implicación del resto, quitarlos del peligro. ¿Pero y ella que pensaba llegar con sus determinaciones? Concordaba con Damon, había que pelear, no hay otra salida. Si tan sólo me dejasen entrar en todo. Era un Gilbert, debía limpiar los errores de mi familia. Reconocer a los vampiros por sus intenciones, limpiar a todos aquellos que han manchado su raza y alzarme en hombros con los que están dentro de nuestros ideales. Esa era mi responsabilidad por cargar esta realidad, y no la negaría por simples imposibilidad de otros. El afecto podía ser el causante de todo esto, el amor estaba llevando a todos por malos caminos. Pero cada uno tomaba su lugar en esto, y yo también protegería a los que amaba.
Poner en cuestión lo mío y lo de Bonnie era algo que no permitiría. Ella temía a Elena, ¿pero qué tenía ella para decir? Ambos estábamos solos, en el medio de enemigos y muertes de muchos conocidos. ¿Es qué no hay lugar para el amor entre nosotros? Su amor con Stefan había traído el rencor de Katherine, y el mundo que ella había puesto sobre nosotros había puesto en peligro a mi hermana. Por amor estaba en una guerra, ¿iba a tener alguna palabra que alzar contra nosotros? En las últimas semanas había perdido miedo a muchas cosas, aprendí a hacer frente a los obstáculos. Estaba claro que ella no lo era, aunque tampoco era cuestión de hacer las cosas en clandestinidad. Era un pueblo chico, no creía que pasara desapercibido que nos juntábamos seguido y quería que Elena escuchara todo de mis propios labios.
Sin embargo no tenía nada en claro de Bonnie, no bastaba que me dijera que le gustaba estar conmigo. No es la respuesta que yo esperaba, sobre todo si ella dejaba bien en claro que no hablaba por su miedo a poner en peligro su relación con Elena. No tenía palabras para abrir sus ojos o mostrar más de lo que ya estaba sobre la mesa. Por mi parte había dejado claro lo mucho que me gustaba y que quería formalizarlas cosas. Era cuestión de que ella quitara el miedo a abrirse por completo, y no tenía presión que hacer. Sólo ser yo, mostrarle que ambos éramos nuestro escape a nuestra soledad. Que podíamos pasarla bien, ser felices, y que no importaba nada más que eso.
Pasados unos minutos de mandarle el mensaje ella me respondió positivamente. Aguardé en la barra bebiendo un poco hasta que finalmente llegó. Recibí su beso en mi mejilla, ruborizándome un poco. Me bajé del banco, dándome vuelta para encararle. En ese momento tuve la misma tensión que otras veces. Su presencia me ponía muy feliz, el poder verla y que compartiera su tiempo conmigo. Pero tenía ese retorcijón en el estomago, esa duda de cómo comenzar todo. ¿Es qué debía pasar mucho más para que pudiese recibirla con un beso y no tener que esconder la incomodidad? Me sonreí, agachando la mirada, y le respondí el saludo – Hola Bonnie. Parecía contenta y preferí tragarme las dudas, todo aquello que aguardaba expectante por su cariño, por nuestro amor.
- Creo que Historia es la materia que más capta mi atención.- repuse frunciendo los labios en falsa ofensa. La verdad, era gracias Alaric. Por trabajo que me pidió me había abierto a todo esto, había conocido esta realidad. – Otra cosa sería que me dijeses Derecho… esa vieja está para la papelera de reciclaje, te lo puedo asegurar.- repuse soltando una risotada.
Así era el cambio, era sencillo. Pero seguía habiendo este muro entre nosotros, que nos separaba. Era difícil ocultar el anhelo que tenía por poder ser sincero en cuanto a todo esto, a nuestra relación. Tome mi bebida de la barra y guardé las fichas en el bolsillo de mi chaqueta. - ¿Te invito un trago?- pregunté cortésmente, dado que yo llevaba una bebida. No recordaba momento juntos tomando. Por mi parte, sólo tocaba la bebida cuando estaba sólo.
avatar
Jeremy Gilbert
Humanos
Humanos

Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 17/02/2011
Edad : 25
Localización : Argentina, Buenos Aires (Cap. Fed)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una partida de Pool {Bonnie}

Mensaje por Bonnie Bennet el Mar Feb 22, 2011 9:00 pm



Sonreí contagiada por la sonrisa de Jeremy, era de verdad que me hacia mucho bien verle y pasar el tiempo con el. Me quedé algo boba mirándolo un momento a los ojos, pero finalmente me senté a su lado. – Si, a ti te gusta la historia, a mi también me gustaría quizás si no me obligaran a estudiarla para el colegio- reí- pero tienes toda la razón, Derecho es mil veces peor, esa vieja me tiene entre ceja y ceja- dije divertida. Miré como bebía y se guardaba las fichas en el bolsillo- oye, no deberías beber. Luego Elena creerá que estás volviendo a meterte en problemas y peor, que yo te doy una mala influencia- bromee y reí – anda, invitame una de esas- acepté mirándolo con cariño. – Elena sabes que estas aquí conmigo?- pregunté solo por curiosidad, o quizás por sacar alguna conversación. Me preguntaba si Elena sabía que Jeremy y yo últimamente pasábamos tanto tiempo juntos y como lo tomaría, al fin de cuentas, Elena era mi mejor amiga pero ahora pasaba mucho más tiempo con su hermano que con ella, pero tampoco era mi culpa y no era para echarnos culpas, entendía que ella estaba mal y que Stefan quizás podía brindarle apoyo y contención más que yo, igualmente siempre estaba allí para lo que mi mejor amiga necesitara, aunque no iba a negar que a veces la extrañaba un poco. Quizás todo lo que pasaba con Elena había hecho que mi propia contención fuera Jeremy.. pero tenía que tener cuidado, no me olvidaba que el era el hermano de Elena, mi mejor amiga, casi mi hermana si pudiéramos tener la misma sangre.. quizás se podía malinterpretar.

Me quede pensativa...o quizá no era cosa de malas interpretaciones...por ahí los demás veían lo que yo no quería animarme a ver. Estaba cada vez más segura de que ésta última idea era la correcta, pero no quería pensar mucho en ello...simplemente no podía ser. No, no tenía que pensar . Lo mejor solo era dejar que las cosas fluyeran como tenían que ser y yo necesitaba de una forma equilibrada. Era lo mejor que podía hacer por todos. Por Jeremy y por mi. Mordí mi labio inferior y miré a Jer mientras pedía la bebida también para mi , notando el gran cambio que ese chico había pasado. Había pasado por varias facetas que realmente no le hicieron bien..pero me agradaba este Jeremy. Este dulce, atento y valiente Jeremy. Sin dudas esta era su etapa más sana y la que mejor le hacia, aparte de que realmente parecía un chico maduro y me gustaba sentirlo más accesible. En otras etapas suyas, era realmente como una habitación misteriosa cuya puerta estaba prácticamente sellada, no te permitía el ingreso a conocer lo que había dentro. Pero si bien era algo reservado, estaba más abierto a las relaciones sociales y agradable para con los demás. Llevé una mano a mi frente acomodándome el cabello y deje de pensar en Jeremy para volver a la realidad

- oye, vamos a sentarnos allí hay una mesa libre al frente de nuestra mesa de pool favorita- sonreí y me levanté caminando hacia el lugar indicado para ocupar el sitio antes de que otro cliente lo ocupara. Me senté de un lado dejando la cartera y miré a Jeremy para ver si venía con las bebidas y sonrei radiante- ¿jugaremos al pool entonces? ¿De verdad te animas? Porque hoy estoy dispuesta a ganarte todas las partidas- comenté divertida y desafiándolo con alegría. Me quedé esperando su respuesta mientras cogía mi vaso para beber ya que comenzaba a sentirme algo sedienta . Esto estaba mucho mejor que estudiar y estar sola en casa, sin dudas que si.
avatar
Bonnie Bennet
Brujas
Brujas

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 08/02/2011
Localización : Mystic Falls

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una partida de Pool {Bonnie}

Mensaje por Jeremy Gilbert el Miér Feb 23, 2011 6:50 am

Es muy fácil imaginar la realidad fuera de sí, ver lo “correcto” y lo que no lo es. Es más, con sólo ver una persona que nos atraiga de manera alguna y recrear toda una vida junto a ella. Como la conocemos, imaginando una situación en la que nosotros nos presentamos y ella también. Los gustos, lo que ella apreciaría o aceptaría de nosotros y todo el camino que nos llevo por ello. Incluso un amor, ¿quién no imagino un amor en una relación completamente a ciegas? Podemos ver el paraíso en lo desconocido, es muy fácil. Pero nunca sabemos con certeza nada, no hay una experiencia completa en ello. No hay acto o reacción, de nuestra ni la otra persona, que nos indique los puntos verosímiles de esa creación. Es decir, no avanzamos punto alguno en una relación con simples anhelos.
La mente siempre nos juega con esta realidad. El problema incide cuando de nuestra imaginación se nos inserta una idea, basada en lo que fuere, y lo tomamos como algo real. Los causantes son inimaginables, en su totalidad, por el hecho de que serían infinitos. Sería como hacer atisbo de hasta cuando podemos llegar sumando. Todo esto afecta con mucha facilidad, por el hecho de que la mente es como una vertiente de ideas que nunca acaban de esparcirse por completo. Todo es imaginable, pero no todo es apreciable en la realidad. Por ello es tan fácil encontrarnos en una situación frente a una persona por la cual lo sentimos todos y reste lugar para decir o hacer. Que más decir, así no podría creer un amor a primera vista. Si su significado, el sentimiento de crearlo. Todos estamos solos debido a este mundo lleno de barreras que nos dificulta tanto sentir. Nos obstaculiza con mentiras, miedos, generalizaciones, idealizaciones, racismo. Con tanta negatividad, ¿quién no se dejaría llevar por sus pensamientos? Aunque tan sólo fuese por fuese por fantasear algo más que un efímero y consumido significado del amor.
Asumir el mundo con la facilidad de mi cabeza me había llevado a muchos errores. Había sufrido mucho por ello, creyendo en tantas cosas que se desvanecían entre mis dedos. Había decidido no pensarlo nunca más, ¡renunciar a todo! No quería creer en el amor, ni vivirlo ni sentirlo. Pero al encontrarlo, sentir algo de él en una persona, me despertaba. Comenzaba a preocuparme, a estabilizarme, a restringirme los excesos… me dedicaba a vivir. Pero, aún encontrándolo, todo lo creado terminó por desmoronarse. Irónicamente por una causa paranormal. Enterarme la verdad de Vicky había sido muy duro. Su vida arrancada de ella por un simple capricho, sin razón alguna. Luego una nueva llama de esperanza murió junto a Anabelle, sentenciada por los prejuicios del hombre. ¿Razón? ¿Eran ésas razones para remediar el daño hecho? Me sentí muy impotente ante los hechos, sin capacidad de hacer algo por ofrecer una resistencia. Quise convertirme en vampiro, quería el poder para remediar el daño hecho, pero eso no arreglaba nada. Pero ahora tenía mi anillo.
Parece un capricho que una tenencia así pudiese infundirme tanta confianza, pero lo hacía. Aunque fuesen solo pequeñas actuaciones como cebo tenía una utilidad y una participación en este nuevo mundo, era útil. No es como la fuerza como la que me había quitado mis dos compañeras, pero me siento algo más confiado para pelear por lo que amo. Bonnie estaba dentro de ello, aunque la vida no estuviera acomodada para que así fuese. Sabía que podíamos romper esas reglas, si funcionaba para el lado oscuro del amor también lo sería para el bueno.
Palabras, ideales y posturas, todas creadas en torno a ella. Estaba seguro de que eran reales, pero no podía sentirlas aún. Debía darle vida, enfrentar nuestro miedo y sacar todo este amor a relucir. Debía el pionero en mostrar lo posible de nuestro de amor, y que existía forma de que el mismo existiese sin importar más.
Reí junto a ella por lo comentarios sobre la escuela, indeciso entre mantener mi postura de disfrutar el momento o comenzar a trabajar en “nosotros”. Imité el acto anterior ante la broma de Bonnie, con esas palabras no podía ir de en serio. Mi pasado, no era algo que tocásemos. El cambio no había sido voluntario. Es más, pensando lo de Vicky, podría haber muerto de una sobredosis. ¿Qué haría importado? Sólo había sido un patán. ¡Qué mundo incorregible!
Fruncí los labios durante unos segundos, pensar tan crudamente realmente no hacía muy feliz. Una mirada general me podría mostrar lo mucho que podría importarla al resto, por eso estaba sólo. Pero con ella era diferente, por eso sentía por ella, y no debía incomodarle así. Obviando la mención de Elena, proseguí con la invitación.
- Claro, por ello estamos aquí.- repuse con una casualidad tan mal trabajada que no dejaba muy convincente que así fuese, sin embargo mi entusiasmo reflejado era completamente real. Me dispuse a seguirle, devolviéndole la sonrisa con aprensión. – Considerando tus habilidad…- repuse como si realmente lo estuviese pensando –Pfff…- exclamé sin evitar una risotada.
- Eres terca.- repuse sin intención más que la irónica. Apoyé mi bebida sobre nuestra mesa favorita y me senté sobre el borde de la mesa de pool, en posición de jugador. – Dejemos el pool a los que saben.- finalicé ensanchando mi sonrisa. – Por tu parte… puede sacar el conejo de la galera.- acoté riendo con ganas.
Una leve despreocupación, sólo eso fue. Volver a fundirme en su mirada fue dejar caer la seudo máscara que llevaba puesta. No estaba tan seguro, sólo era una representación de lo que había estado pensando. No podía estarlo, no sin realmente hablar y dejar en claro lo que tenía que decir. Sin embargo, seguía sin saber que decir. Y para ojos visibles, era como si de repente la sutileza del mago muriera y los trucos se volviesen fáciles de seducir. Estaba perdiendo la maña para afrontar nuestros encuentros de ésta manera, no se medaba bien ocultar. Menos algo tan interno.
avatar
Jeremy Gilbert
Humanos
Humanos

Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 17/02/2011
Edad : 25
Localización : Argentina, Buenos Aires (Cap. Fed)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una partida de Pool {Bonnie}

Mensaje por Bonnie Bennet el Dom Feb 27, 2011 11:40 pm



Le dirigí una mirada asesina fingida y le di un pequeño golpe débil en el hombro- hey! No me discrimine por bruja , Jeremy Gilbert. Dejando de lado mis habilidades soy muy buena jugando al pool- dije riendo. Pero el tenia razón. No era que yo fuera mala en el juego, realmente jugaba bien. Pero Jeremy jugaba aun mejor. De eso no tenia dudas, ya habíamos jugado al pool antes y lo había visto jugar con otros, era muy raro que el perdiera una partida. Casi podía pelear por el titulo de mejor jugador del grill. -eres un engreído- seguí bromeando y le saque la lengua. Me reí gracilmente y sonreí mirándolo a los ojos. Veía en ellos algo que captaba mi atención, algo muy dulce...pero no pensaba en que podía ser ese reflejo en su mirar. Me quede colgada observándolo en esa posición ganadora y la forma en que no me quitaba los ojos de encima entonces pensé que quizás mi mente lo bloqueaba , tal como hacia cada vez que empezaba a sentir algo que no debía sentir. Tenia que sacarme esa estúpida idea de la cabeza, no podía hacer esto...aunque me gustaría ser libre de sentirlo y pensarlo así. Baje la mirada un momento y bebí de mi trago recuperándome.

- apostemos algo. – sugerí con diversión un minuto después volviendo a mirarlo a los ojos con una sonrisa.- si tu ganas, me escoges una prenda, si yo gano tu tienes que seguir la prenda que yo decida.- deje mi bebida en la mesa y me frote las manos entusiasta riéndome. - a ver a ver, déjame pensar mi prenda. Si yo gano, tu me ayudas con la tarea de historia de aquí a que termine el año- reí por mi brillante idea y si que lo era. Jeremy era mucho mejor en Historia que yo, era la única materia que sinceramente me costaba sacar buenas notas, pero si Jeremy me ayudaba...el era un muy buen estudiante, si sacaba malas notas era porque no estudiaba, no se esforzaba y ya todos habíamos visto eso, pero en cuanto agarro los libros y con el impulso de Alaric, sus notas mejoraron notablemente, así que yo confiaba en el, sabia que podía ayudarme a sacar buenas notas también. A el le gustaba investigar, algo que a mi sinceramente no me llamaba la atención, solo me gustaba investigar sobre mis poderes y la forma de mejorarlos – anda, no me puedes decir que no

Sonreí y lo mire de lado curiosa pensando que se le pasaría a el por la cabeza con el desafío que le estaba planteando, entonces hable - que me pedirás que haga si ganas tu? Ten cuidado con lo que pides- reí - aunque es lo mas probable, igualmente no creas que te daré una dura y larga batalla- volví a reír.-si, soy muy terca y con orgullo. Si no fuera terca me vivirían pasando por encima y es algo que no voy a permitir- me levante y fui a buscar los palos de pool y le pase uno a Jeremy con simpatía quedándome yo con el otro palo que había tomado. – anda, pone la ficha de pool y prepara la mesa, yo abro- le guiñe el ojo sonriente y me acerque a la mesa a beber otro poco de mi bebida, estaba realmente sedienta quizás por la prisa con la que había venido al Grill y el calor que allí dentro hacia. Deje la bebida sobre la mesa y apoye el palo en el costado para sacarme el abrigo, entonces note como una muchacha en una mesa cercana miraba a Jeremy y fruncí el ceño- oye jeremy, como andan tus cosas? Tienes alguna chica? Seguro que al menos las del colegio deben vivir acosandote- reí por lo bajo, pero aun mirando desconfiada a la joven que no le quitaba los ojos a Jeremy de encima. Lo que me faltaba! Traviesa me concentre en ella e hice que se le derramara su bebida sobre su ropa, me mordí el labio inferior al ver la escena para no reírme y volví a prestarle atención a Jeremy con la mejor cara de ángel que pude fingir.

avatar
Bonnie Bennet
Brujas
Brujas

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 08/02/2011
Localización : Mystic Falls

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una partida de Pool {Bonnie}

Mensaje por Jeremy Gilbert el Mar Mar 01, 2011 10:09 am

No existe más posible que intentar controlar suerte, el azar rige en todo lo que nos rodea. Resulta imposible fijar un destino, para nada ni nadie. Jamás uno podría afirmar nada bajo una relación, no hay punto en cuál basarse para decir que nos irá bien con otra persona. Lo que hace que cuando contemos un nuevo día nos resulte diferente es por las reacciones y las ocasiones. Por eso resultaría imposible, que aún haciendo lo mismo, un día pareciese otro. Cada día nos la vida nos sonríe con una mirada, prometiendo nuevos sentimientos y experiencias. ¿Pero entonces en que se basan nuestros sentimientos y afectos a otra personas cuando no estamos con ellas? ¿Qué une a dos personas para que ambas parten anhelen unirse? Muchos creen en las caras bonitas, en la belleza sobre la piel. El camino más fácil de mentirse a uno mismo es dejar que nuestros ojos nos guíen. Podemos ver mucho aún en la nada. Lo que nuestros ojos nos muestran no es el mundo, es lo que podemos interpretar de tal. Por ello nadie puede querer a otra persona de la misma que otra. Porque todos vemos diferente, si aprendemos a hacerlo.
No sería fuera de lugar decir que el amor proviene de nuestra imaginación. Con ella creamos lo que vemos y como lo vemos. Imposible no vivir el caso en que te preguntaron porque te gustaba alguien y dijiste algo que sólo vos, por tu forma de verla, era capaz de creerlo. Sin embargo esto no es lugar para creer en el amor como una mentira, yo no lo veía así. Si vemos en una persona razones para soñar con ellas, escribir sobre ellas, dibujarles y experimentar tantos sentimientos ligados hacia ellas, ¿qué parte no es honesta? ¿En qué parte el amor es un engaño? No importa que mirada más alejada de la realidad tengamos de alguien, si existe el lazo no hay porque no dejarse llevar. Muchos temen por cuanto pueda durar. Es feo ver en tanta gente como luego puede despreciar lo que una vez amaron, en vez de ver lo bueno en lo han creado. La vida en su totalidad, es un conjunto de experiencias que se suceden para ir marcándonos como personas. Dejar en el olvido un amor es un gran error, porque estamos matando un recuerdo que nos ha demarcado.
Dos amores me marcaron en su momento, demasiados pegados para mí gusto. El último casi no tuve oportunidad de sentirlo realmente por estarme indeciso por lo que sentía por el primero. Estancarme había sido un error que había pagado muy caro, pues la muerte de Anabelle no tenía vuelta atrás. Conocer la verdad del mundo y habiendo perdido lo que perdí, podía entender la inestabilidad, tanto la emocional como la presentaba el mundo en sí. Un mundo con vampiros y hombres mostraba lo fácil que era perder la vida, matar un amor. No había tiempo para lamentarse y dejar de vivir, había que ser fuerte para poder vivir el hoy y pelear por el mañana. No hay camino yendo hacia el pasado, sólo uno que nos lleva a la realidad y nuevamente hacia el mañana. Podemos encerrarnos en nuestra propia mente y recordar nuestros errores, viendo todas las soluciones y las cosas que pudimos prever, pero la idea sería asimilarlo a nuestra vida de hoy. Yo no quería una vida de errores y fracasos en el amor, y no dejaría que nada ni nadie me quitaran lo que Bonnie y yo habíamos creado. No había razón alguna para que no pudiésemos sentir nuestro amor, no debía seguir distrayéndome. Así sólo lograría estancarme una vez más.
Había muchas inseguridades en medio de los dos, yo también las sentía. Nos encontrábamos en un momento de tensión en que nadie pareciera estar conforme con lo que vivía el resto. De amores y peleas que había pasado en las últimas llegadas, la presencia de seres sobrenaturales parecía crear un caos en todo lo que conocíamos. Esta doble vida parecía volver difícil aún lo más simple. Por eso no veía razón para tener esto por más tiempo, ¿no habíamos aprendido aceptación en todo esto? Todos peleando por convivir con personas que se alimentan con sangre, que se transforman con la luna llena. Todos sentimos y entendemos porque cada uno se encuentra donde está, ¿por qué nosotros dos no íbamos a merecer esa misma comprensión? No soportaría tal hipocresía, no pensaba dejar de vivir todo lo que anhelaba por ello.
Tenía todo más que claro, pero mi pregunta del millón seguía siendo: ¿Cómo hacer entender esto a Bonnie? Decir que podíamos tomar todo con tranquilidad si allí estaba yo, sin quitar la vista de ella y reteniéndome de besarle por miedo a su rechazo. A que después del breve momento de paz que cree esa modesta demostración de afecto todo volviese a la realidad en un segundo y terminemos alejados. No sabía cómo hacerlo aún, no me atrevía a acercarme de la forma que quería.
Seguí el juego del momento. Nos mudamos a la mesa más cercana a la mesa de pool para jugar. Puse la ficha y comencé a acomodar las bolas dentro del triángulo para que pudiésemos comenzar. Escuché algo extrañado la propuesta que tenía, realmente se había dejado llevar con la propuesta. – No sé, me parece bien con que me estés acompañando hoy.- repuse encogiéndome de hombros, sin saber que responderle. Proseguí armando la mesa para el juego, algo incómodo por la pregunta. Hubiera podido pedirle un momento de su vida para hablar sinceramente, pero me delataría de sólo pedirlo.
Finalicé con los preparativos y tomé mi taco listo para jugar. En eso vi perderse la mirada de Bonnie hacia un costado, le seguí la vista para cruzarme con la de otra chica. La chica rápidamente desvió la mirada y vi como se le derramaba la bebida de forma no voluntaria. Sabía a quién tenía a mi lado, y no me tragaba eso como un accidente. Escrudiñé el rostro de Bonnie cuando se volvió hacia mí.
- ¿Qué fue eso?- pregunté sin esperar una respuesta realmente. Dejé el taco sobre la mesa y me situé frente de ella, bloqueando su mirada con la otra chica. Extendí mis manos hasta la mesa, dejando a Bonnie entre mí y la mesa. Suspiré unos segundos antes de comenzar a hablar, no se me daba la declaración y parecía algo post-celos. - ¿Sabes qué buena prenda se me ocurre?... ¿Qué tal verdad?- propuse dando una breve mirada a la joven que se retiraba al baño a limpiarse.
- Quizás tú puedas seguir así… yo no. Si no te gusto dímelo, para qué deje de actuar como un idiota.- repuse con dureza. – No puedo juntarme y jugar pool, reírme… no sin saber qué es esto. Discúlpame por no darte el momento que te pedí, pero no puedo si no arreglamos esto. ¿Es mucho pedir?- La firmeza me fue abandonando, estaba muy tenso. No quería asustarle, pero no podía aguantar un segundo más todo ello. Gaché la mirada algo desanimado por lo poco romántico de la situación. Aún sintiéndolo todo no podía encontrar la forma correcta de decirle lo que quería…. si tan sólo ella me diera el espacio para hacerlo, que feliz que sería.
avatar
Jeremy Gilbert
Humanos
Humanos

Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 17/02/2011
Edad : 25
Localización : Argentina, Buenos Aires (Cap. Fed)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una partida de Pool {Bonnie}

Mensaje por Bonnie Bennet el Sáb Mar 05, 2011 6:47 am

Ahora que había hecho esa pequeña maldad no entendía muy bien la razón de porque sinceramente había hecho aquello. Cual era el problema de que una chica observara a Jeremy? Mi razón intentaba hablarme, pero solo me generaba confusión. Cualquier chica podía mirar a Jeremy, era un chico muy guapo, con toda la pinta de chico silencioso rebelde que a muchas les gustaba pero que en el fondo era muy atento y dulce, al menos conmigo había mostrado aquella parte de el mismo, pero aun así no podía soportar que otra lo mirara. Porque? Porque era tan egoísta? Mas después de que conocía el historial de el en el amor y como habían terminado las chicas que realmente le habían gustado, porque no dejar que fuera feliz con otra chica? La idea me aterraba. Pero si el no era nada de mi mas que mi amigo, realmente podía ser tan celosa de un amigo como el? No, yo no era así.

Solo me ponía celosa cuando realmente sentía algo fuerte por el otro.. pero la sola idea me desconcertaba. Cuando había pasado? Como? De que manera había llegado a sentir a Jeremy tan cerca mío que no podía soportar compartirlo o que otra chica lo alejara de mi? Aunque la muchacha que bebía mas allá no era competencia, por un instante así la había mirado. Me estaba volviendo loca. Miraba a Jeremy viéndolo pensativo antes, y aun mas después de lo que había hecho con esa pobre chica, al ver que el también la miraba me sentí algo culpable y supe que el se había dado cuenta que yo lo había hecho. Pero porque pensaba tanto? Tenia esa expresión que usaba cada vez que tenia muchas cosas pasando por su cabeza. Ni siquiera había respondido a lo que le pregunte, así que era algo serio. Lo miraba entre extrañada y culpable por lo de recién, y si se enojaba o no le gustaba que hubiera hecho eso? Bueno iba mas allá, no quería perder a Jeremy ni discutir con el ahora que realmente lo había logrado conocer y nos llevábamos tan bien...aunque entendía que de mi parte no era una simple amistad. no estaba siendo totalmente sincera conmigo misma antes y ahora no lo era con el. Estaba insegura y confusa ahora, no tanto por mi, si no por mil razones que tenia que ver con el y nuestro entorno y las situaciones. Realmente estaba loca por que siempre me buscaba historias complicadas cuando me gustaba un chico.

Cuando vi a Jeremy mirándome , preguntándome que había sido todo aquello, respire profundo. La joven paso hacia el baño un momento después de que estaba por decirle algo pero el dejo su taco en la mesa y se me acerco tanto que bloqueo mi mirada y mis movimientos entre su cuerpo y la mesa que estaba detrás de mi. Mi corazón se acelero precipitado y sentí que la respiración se me corto un instante, mientras permanecía perdida en su mirada, escuchándolo. Me tomo por sorpresa su avance, pero no podía negarme a mi misma que esa repentina cercanía era agradable. Escuche su reto que era parte del juego y deseaba que yo fuera sincera con el. Acaso se daba cuenta que por dentro había una mentira? Me mordí el labio inferior preocupada y a la vez perdida en la confusión y la sorpresa del momento , me hechizaba su cercanía. Se lo veía tan preocupado y oía las cosas que decía y no me gustaba verlo así, casi podía palpar una angustia y una necesidad de verdad dentro suyo. No podía ser tan mala como para dejarlo esperar con la respuesta hasta ver el resultado del juego.

- no, no es mucho pedir- le respondí acariciando su mejilla impulsivamente, intentando calmar su ansiedad. Mis ojos lo miraban con dulzura, pero desvié la mirada algo nerviosa y sonrojada – quien te dijo que tu a mi no me gustas?- volví a mirarlo levantando su rostro para que me mirara, un poco asustada y ansiosa porque no sabia que podía salir de este intento de sinceridad de mi parte, y como lo tomaría el. Quería intentar adivinar sus pensamientos o sentimientos en sus propios ojos y sonreí tierna- nunca me pareció que actuaras como un idiota, eres un chico muy inteligente y valiente Jer- susurre- te he visto pasar tu etapa extraña, tu etapa drogadicta, y varias mas, pero no eres un tonto. Y ahora, te has vuelto este chico tierno, atento, protector, divertido que cada día me sorprende y me gusta mas- mordí mi labio con mas fuerza y lo abrace - Yo...te quiero Jer. Demasiado a decir verdad-suspire, en eso era sincera. Aunque era evidente que algo me preocupaba ahora a mi. Aunque de la preocupación era bastante obvio cual era su razón, muy fácil de intuir.
avatar
Bonnie Bennet
Brujas
Brujas

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 08/02/2011
Localización : Mystic Falls

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una partida de Pool {Bonnie}

Mensaje por Jeremy Gilbert el Jue Mar 10, 2011 11:25 am

Es difícil intentar imponerse en una situación, una persona racional no toma la iniciativa a la ligera con alguien que quiere. El miedo es el que a muchos los dispara a precipitarse. Algunos solo bajo una gran prensión reaccionamos, por en cambio otros no pueden vivir sin hacerlo. Depende, claro, de la conscientes que estemos de que eso también afecta nuestra imagen. Podemos pensar de infinitas formas, pero una persona no está hecha únicamente por pensamientos. Si actúas siempre de una manera también estás marcado por ello y debemos ser cautos sobre en qué persona nos convertimos. En definitiva podemos perder amigos y perder nuestro curso, pero el dolor muchas veces lo elige uno mismo. Para cambiar debemos empezar por nosotros mismos, sólo observando las razones por las cuales actuamos. No siempre consiste en recuperar algo físico, como una amistad o un amor, a veces debemos recuperar nuestra propia persona. Las disculpas no consiste en tener interés por recuperar algo, pero pedirlas nos vuelve humanos. Aunque uno crea que las palabras ya no pesan ni que no hay nada para arreglar, nunca deja de ser tarde para disculparse.
La vida de todos podía ser domada por el remordimiento. No me importaba que intentasen negarlo. Hombres lobos, vampiros y humanos, todos estábamos unido por sentimientos. Incluso Damon, aunque aún no le entendiese, estaba seguro que debía tener sus razones para su forma de ser. Podría parecer que él no siente, no piensa, pero mantiene una vida de reacciones. Matando y gozando con su alrededor para abastecer su necesidad de vida social, de amor. Damon, abierto a hacer lo que quisiese con el mundo. Es más, muchos podemos encontrarnos incluso con nuestra suerte a sus manos. Sin embargo ésta “libertad” es como una obligación que él se ha impuesto, no ama porque no tiene el valor para enfrentar una derrota más. Lo entendía perfectamente, o al menos eso creía, pues yo estaba viviendo esa inseguridad. Por tercera vez vuelvo a tener la corazonada de que todo este miedo podría escapar de mi vida. ¿Será acaso posible? No estoy seguro, pero ésta vez jugaré al pozo. No quiero vivir una vida de rodeos, y entregaré mi vida al lo más parecido al azar que amor es capaz de reconocer, la confianza. Jugaría mi mano a Bonnie, pero es mi última jugada.
Mi vida era una brusquedad total. Mi persona había sido salvajemente mutilada al punto de parecer un kiosco de masticables, cada vez que me alguien me visitaba tenía sabores nuevos. Mi parecer y mis convicciones murieron en cada decepción y estaba harto de vivir encerrado en mi cabeza o a vivir una mentira. No podía tomar el mundo con simpleza, tenía demasiados finales como ejemplo para decir: “la vida es ahora y quiero vivirla”. Es obvio que en el rumbo que vaya a tener mi vida, por más corto que sea, deberé imponer mi persona y admitir lo que soy. Podía ser lo que fuere para otra persona, la imaginación nos crea todo tipo de reflejos, aunque de un momento a otro dar a conocer mis anhelos e imposibilidades. El amor sólo puede existir uniéndonos a otra persona, me jugaría la vida por aquella que fuese capaz de comprender lo que me ocurría. No me cerraría y dejaría de vivir pero si volvía a fallar no permitiría que mi vida fuese manchado con otro recuerdo de lamentos, estaba decidido a dejarme morir sin miramientos.
Como siempre, a pesar de mi convicción sobre el tema, me seguía costando expresarlo con facilidad. Sentía un gran remordimiento por mi brusquedad con Bonnie, casi no podía explicar lo mucho que le amaba por no sentir su confianza en todo esto. Sólo podría existir nuestro amor si ella lo jugaba todo, pues esa era mi imposición y no podía si ella la evitaba. Era mi error y mi debilidad, pero si no me aceptaba no podía seguir dando giros de forma aleatoria. Con ello sólo lograría morir sin una verdadera razón.
Por el simple hecho de estar reaccionando era imposible que eligiese las palabras correctas. Costaría hacer entender a Bonnie lo que realmente quería de ella. Estaba dispuesto a entregarle mi persona, mi historia y mis sentimientos, sentía tantas cosas por ellas como para hacerlo, pero necesitaba que reaccionase. Me separé de su abrazo, pues sus palabras no me habían llenado en absoluto. – Bonnie…- dije, intentando volver a imponerme. - … tus palabras nos quedan algo grandes.-
- Yo también siento muchas cosas por ti y he vivido mucho contigo estos últimos días. Pero dime, ¿qué hemos compartido?- repuse posando una mano en su rostro, imitándole. Estaba seguro de que ella estaba sintiendo cosas por mí, sabía que estaba siendo sincera. Pero comprendía que ella aún no comprendía lo suficiente como para vivir lo que sentíamos. - No hemos podido siquiera ser sinceros. Yo estoy dispuesto a serlo, pero pareciera que no quieres la verdad. Necesito que reacciones... por favor.- supliqué sollozando y tomé mi reacción más natural, cruzar la distancia entre nuestros rostros y besarle. Estaba al tanto que con ello estaba violando muchas cosas que pensaba, ignorando todas las precauciones que sabía que debía tomar si no quería fallar. Pero no podía ser así, necesitaba sentir que estaba realmente viviendo lo que sentía por ella y la única forma era empezando por ser sincero yo.
avatar
Jeremy Gilbert
Humanos
Humanos

Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 17/02/2011
Edad : 25
Localización : Argentina, Buenos Aires (Cap. Fed)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una partida de Pool {Bonnie}

Mensaje por Bonnie Bennet el Vie Mar 18, 2011 2:29 am


Entendía la necesidad de verdad que Jeremy experimentaba. Yo también inconscientemente buscaba una verdad, pero así como parecía demasiado valiente para algunas cosas, era algo cobarde para otras. Mas si alguien podía resultar herido, y eso era lo ultimo que yo deseaba que ocurriera. Tenia miedo. Varios miedos, concentrado en una sola persona. Temía herir a Jeremy, temía exponerlo al peligro, temía que nuestra relación cambiara y si algo salía mal, no podría soportar perder a Jeremy, así de importante se había vuelto para mi. Seria una tortura ese sentimiento, me angustiaba solo de pensarme lejos de el, o de que pudiera resultar herido por mi culpa. Y si, ocurría seguido que por mas que intentara hacer las cosas bien siempre las personas que me rodeaban resultaban lastimadas en algún sentido. Tenia el temor también de no poder darle a Jeremy lo que el necesitaba, de no poder hacerlo feliz como el se merecía y sobre todo, miedo de Elena. Que pensaría de mi , su mejor amiga, metiéndose con su hermano menor al que ella tanto adora y sobreprotege? Intentaba imaginarlo, pero Elena era un misterio para mi, podía tomarlo bien, como podía llegar a tomarlo mal y pedirme que no me acercara a Jeremy en ese sentido, algo que solo volvería las cosas mucho peor para el y para mi.

Lo miraba a los ojos intentando descifrar que era lo que pasaba por su mente, y al mismo tiempo me reprendía a mi misma en el interior de mi cabeza por ser tan estúpida, porque no podía confiar en mi? Porque no podía por una vez dejarme llevar por lo que de verdad sentía, y dejar de preocuparme tanto por mi y por todos? Nadie moriría por que yo admitiera realmente y de una vez lo que me ocurría con Jeremy Gilbert. Tenia temores, pero porque? Sabia que podía haber problemas, pero, acaso no me sentía capaz de proteger a Jeremy? La fuerza la tenia, lo sabia, y en serio el me gustaba. Podía usar mi fuerza para cuidar de eso que ambos alimentábamos , llenábamos de vida, pero nos costaba mostrar a la luz? Podía dejar fluir seguridad y vivir esa historia que mi corazón gritaba por expresar? Podía ver en sus ojos un amor sincero, una desesperación evidente por una respuesta de mi parte que sabia que aun no había proporcionado, no había satisfecho su deseo, pues mis temores me retraían y mi cabeza estaba en un estado parecido a una bomba a punto de explotar. Entendía que el deseaba una real reacción de mi parte mientras acariciaba mi rostro y me hablaba volviéndome totalmente sensible... pero estaba en un total estado de confusión aun cuando el corto la mínima distancia entre nosotros, cruzo la frontera, el limite exigiéndome lo que había estado pidiendo de una forma serena hasta el momento, y unió sus labios a los míos.

El quería que yo me jugara por el, pero me tomo por sorpresa su avance.-wow...-susurre sorprendida tanto por su impulso, como por el hecho de que besaba demasiado bien. El volvió a besarme y por un momento le correspondí de una forma algo tímida , pero cariñosa, aun así confundida de repente lo detuve- Jer...espera, no ... - susurre apartándome de sus labios agachando la mirada, estaba loca yo? Como dejar que me besara así delante de todo el Grill, si bien no había mucha gente cualquiera podía dejar que la noticia llegara a Elena, o incluso exponer demasiado a Jeremy y no quería que pasara nada malo. Aparte, quien me creía yo para dejar que depositara su amor en mi? Que pasaba si terminaba hiriéndolo? Suspire negando con la cabeza, pero al volver la mirada a sus ojos buscando las palabras para decirle, para hacerle entender mis miedos... todo fue diferente. Algo especial en sus ojos , una petición oculta, me hizo ver de que tenia que alejar los temores de mi de una vez y dejarme influenciar por ellos, estaba lastimando mas a Jeremy negando lo que nos pasaba que viviendo ese sentimiento. Ese repentino pensamiento era verdad, lo comprendía ahora. Siempre estaba pensando en el bien de todos, el de Elena, el de Caroline, el de Matt, el de Stefan y Damon aunque no lo quisiera, y hacia todo lo que me pedían por el bien de la gente cercana y del pueblo ...pero era la hora de que pensara por fin en mi propio bien, en mi felicidad ... debía parar de poner trabas y negaciones a todas esas pocas cosas que realmente me hacían bien y me otorgaban felicidad.

Cerré los ojos y respire profundo. Volví a abrirlos mirando a Jeremy. Como sea, al diablo con todo. Amaba a ese chico, y sabia que el me amaba, me estaba comportando como una idiota...y mi corazón sinceramente no aguantaba mas. Ya esta vez no me pude contener de ninguna forma e imponiéndome yo en este momento, volví a dar un paso hacia el tomando su rostro entre mis manos mirándolo intensamente y lo bese, mas allá de la intensidad, con total sinceridad. Besaba sus labios dejando en ellos el rastro de mis verdaderos sentimientos hacia el, de todo lo que guardaba por dentro sin poder controlar y que me hacia sentir viva , de una manera difícil de explicar. Me entregue totalmente a el , disfrutando el sabor de sus labios y apegándome a su cuerpo sin querer volver a separarme, que no hubiera mas distancias de ninguna índole entre nosotros, mas allá de mis miedos y sus pensamientos.

avatar
Bonnie Bennet
Brujas
Brujas

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 08/02/2011
Localización : Mystic Falls

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una partida de Pool {Bonnie}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.