Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» R e g i s t r o D e V i v i e n d a{Optativo}
Lun Oct 24, 2011 2:19 pm por Alba

» R e g i s t r o D e M o v i l & D i a r i o{Optativo}
Lun Oct 24, 2011 2:17 pm por Alba

» R e g i s t r o D e A v a t a r{Obligatorio}
Lun Oct 24, 2011 2:13 pm por Alba

» R e g i s t r o D e R a z a{Optativo}
Vie Ago 19, 2011 12:26 am por Layna Graunt

» Ficha de Graunt
Vie Ago 19, 2011 12:23 am por Layna Graunt

» Little Words [Normal]
Lun Ago 01, 2011 3:04 am por Invitado

» Gossip Girl (Afiliados normal)
Lun Jul 04, 2011 9:46 am por Invitado

» As I Lay Dying {The Vampire Diaries RPG} ¡FORO NUEVO! -Afiliación Normal-
Jue Mayo 26, 2011 2:34 pm por Invitado

» Elite: Voldemort Return! NECESITAMOS GENTE GENIAL! PERSONAJES PREESTABLECIDOS LIBRES!
Dom Abr 17, 2011 6:34 pm por Invitado











Afiliados Hermanos
{Por Invitacion de los Admin}


The Hunger Games Rol Sweet Temptation




Afiliados Elite

{Vip/Elite}

 
 




Cautela, vigilia (Alec)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cautela, vigilia (Alec)

Mensaje por Charlie Waltz el Jue Feb 24, 2011 2:59 pm

Después de lo sucedido en la primera noche que había estado por Mystic Falls -nunca lo había estado, y mucho menos cuando era pequeña, siempre había paseado por el día o por la noche pero acompañada de alguien-, mi vida cobró importancia para mí. Había descubierto que a pesar del dolor que me causaba la muerte de Carmen, era demasiado cobarde para morir, no quería hacerlo. Tal vez era un acto de masoquismo pero prefería seguir viva aunque estuviese sufriendo por alguien que jamás volvería. Aquella noche, al volver a casa muy asustada, nerviosa y confusa, me había acostado en la cama y metido bajo todas las sábanas y las mantas que tenía sobre ella, John no había llegado entonces afortunadamente para mí, sólo me faltaba que después del extraño suceso que había vivido me tocara una bronca de papá. John y yo nos queríamos, y cada uno dejaba ir muy a su rollo al otro, pero sus broncas eran terribles, y era él el que solía ganar, aunque yo también lo hacía varias veces.

El caso es que John había llegado cuando yo ya me había quedado dormida, al día siguiente se marchó antes de que despertara y yo volví a quedarme sola, estar en casa de papá me gustaba porque era mi hogar, y tenía su aroma y su ambiente, como si John hubiese dejado impregnada su presencia allí a lo largo de los años, pero quedarme sola durante casi todo el día era horrible, me hacía sumirme en mis pensamientos porque ni con la televisión podía distraerme, sólo durante el tiempo de la mañana en el que daban dibujos, lo demás me aburría. Decidí salir otra vez, era de día, no habría peligro pues, tampoco podía llegar a volverme una ermitaña.

Me puse una chaqueta negra y un gorrito de lana de color azul y salí al jardín tras coger las llaves de la casa y las del coche. Llevaba bajo el brazo el libro que me había comprado el día anterior. Conduje de nuevo hacia el pueblo y vi el mismo lugar en el que se me había hecho de noche, sentí un escalofrío, pero no había nadie extraño, sólo había un par de personas en aquel parque, los niños estarían jugando a esa hora. Caminé hasta uno de los bancos y, tras volverme a asegurar de que no hubiese nadie extraño, me senté y abrí el libro por la página en la que me había quedado la última vez.
avatar
Charlie Waltz
Humanos
Humanos

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 23/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cautela, vigilia (Alec)

Mensaje por Alec Malkovich el Jue Feb 24, 2011 6:54 pm

- Levántate flojo - Mi cuerpo seguía estirándose en la cama demostrado flojera pura cuando el cojín que me había tirado Rose impactó en mi rostro - ¡Ouch - me quejé entre risas mientras me sentaba de un golpe en la cama, gracias al cielo que todos los almohadones de la pieza eran de pluma o ya estaría todo moreteado para estas alturas de mi estancia en Mystic Falls, debería agradecerle a Stefan por tener esa pequeña, pero importante, consideración conmigo, al parecer conocía a su amiga mejor de lo que yo pensaba. - Algún día me las pagaras - la fulminé con la mirada sin dejar de sonreír - te demandaré por maltrato intrafamiliar - grité al notar que ella salía riendo del dormitorio perfectamente vestida dejándome despierto y sin su compañía ¡Que cruel eran las mujeres! Suspiré sabiendo que aunque quisiera volver a dormir sería imposible, cada fibra de mi ser ya se había despertado y mi estómago comenzaba a reclamarme por comida, así que hice el último esfuerzo contra la flojera, tiré las tapas de la cama hacia atrás de un sólo tirón, miré la hora en el reloj de mesa que estaba en mi velador y me dirigí al cuarto de baño para darme una ducha rápida, eran las siete y media de la mañana, había dormido una hora más de lo usual lo que me sorprendió, debía encontrar trabajo pronto o me volvería un sedentario sin remedio.

En cuanto llegué al cuarto de baño abrí el grifo de agua helada y me saqué el bóxer, que era la única prenda que llevaba conmigo, para quedarme por un momento bajo ese tremendo chorro que era cálido comparado con la temperatura de mi cuerpo. Una vez me terminé de enjabonar el cuerpo y sacar el shampoo que corría por mis cabellos, corté el grifo y me envolví de la cintura para abajo con una de las toallas que habían el cuarto de baño, me fui a la pieza y me vestí con lo más holgado que tenía (ropa deportiva), necesitaba estar suelto para poder cazar ardillas o conejos, pues la última vez me había costado un mundo atrapar uno, al parecer los pobres ya estaban espantados después de haber visto morir a cada uno de sus amiguitos en el bosque, maldito Stefan que los tenía a todos en posición defensiva.
Una vez estuve listo bajé las escaleras de dos en dos mientras que tarareaba la canción que iba escuchando en el ipod - mmmhhm like I virgin you are madona mmmm - mis pasos me guiaron hacia la cocina para despedirme de mi novia, pero para mi sorpresa ya no había nadie en la casa. Inflé los mofletes y solté el aire de apoco en una especie de soplido, esperaba que no fuera a "comprarse" más cosas, ya tenía bastante peso de conciencia por no haber podido encontrar trabajo y darle en sus gustos como para que por culpa de eso volviera a recurrir a la manipulación.

Finalmente salí de la casa a eso de las ocho y media decidido a no dejarme llevar por mis pensamientos, de seguro que habría quedado con Elena o tal vez acompañó a Stefan al instituto. Más relajado comencé a trotar hasta llegar al bosque en donde me pase aproximadamente una hora y media para alcanzar a comer sólo cuatro conejos y una ardilla, el desayuno era la comida más importante del día, así que usualmente comía hasta quedar más allá de satisfecho. Enterré los cuerpos mientras pedía perdón por los asesinatos cometidos a Natalie, sabía que a pesar de haber muerto hace siglos atrás, la anciana bruja seguía observándome. Prendí el ipod y como si fuera sólo un humano aficionado al ejercicio comencé a trotar al ritmo de Bon jovi con la canción Blood on Blood.

Salí del bosque y sin dejar de trotar decidí pasar por el parque antes de llegar a la casa, llevaba más de una semana en Mystic y aún no conocía ese pueblo como debería. Apenas llegué al lugar me encontré con varios niños de entre cinco y diez años jugando a los al rededores, siendo observados en su mayoría por sus madres, disminuí el paso para poder apreciar esa vista que sería lo más cercano a saber lo que era tener un hijo mientras caminaba sin ver al frente. Nunca pensé que la mujer que más había amado en mi vida fuera capas de negarme lo que yo más anhelaba en el mundo. Metido en mis pensamientos y sin despegar la vista de los niños en los juegos, no era plenamente consciente de hacia donde me dirigía por lo que cuando mis piernas chocaron con algo duro como el hierro y mi cuerpo se fue hacia delante por la sorpresa pude entender que no era bueno caminar sin mirar al frente. Mi cuerpo estaba a punto de rebotar en el suelo justo al lado de unas piernas que claramente eran de mujer, cuando mis manos salieron de la nada y amortiguaron el golpe provocando que ninguna otra parte de mi cuerpo tocara el cemento, esperaba que la muchacha que estaba sentada en el banco no se hubiera percatado de lo rápida que habían sido mis manos.

Empujé el cemento fuerte con mis manos y me paré sin problemas demostrando la elasticidad, fuerza y flexibilidad de mi cuerpo - Perdóneme usted - me disculpé con la señorita demostrando mi acento inglés, que a pesar de haber vivido en miles de países no se me quitaba con nada - venía algo distraído - le sonreí apenado por lo que acababa de pasar mientras que recogía el libro que se le había caído debido a la sorpresa que se había llevado.
avatar
Alec Malkovich
Vampiros Vegetarianos
Vampiros Vegetarianos

Mensajes : 142
Fecha de inscripción : 06/02/2011
Localización : By Rose side for all the eternity...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cautela, vigilia (Alec)

Mensaje por Charlie Waltz el Jue Feb 24, 2011 10:47 pm

Y de repente me sumí en la lectura de aquel libro que, por suerte, había escogido bien. Siempre me había pasado lo mismo, iba a una librería a comprar un libro de propia elección, pero no uno cuya idea de comprar hubiese tenido antes de ir a la tienda, sino que lo elegía allí mismo, no al azar sino leyendo el argumento de algunos. Pintaba interesante pero luego me aburría después de comprarlo. Lo gracioso es que después lo retomaba y acababa gustándome. Pero los que me atraían durante todas y cada una de las páginas eran los que me regalaban, los que no elegía yo, los libros sorpresa, al azar. Aquel libro me había gustado sólo con ver el pequeño animalito que aparecía detrás, bajo el argumento, era como una pequeña foquita con mucho pelo de color blanco y los ojos saltones, tenía una carita muy tranquilizadora y cálida. Leí el argumento y me encantó por lo que tuve que llevármelo.

Había avanzado bastante en el libro, iba casi por la mitad. Yo no era lenta leyendo pero tampoco era una máquina, me tomaba mi tiempo, sobre todo porque a veces se me iba la mente a otra parte, a veces, o me costaba entender algunas cosas. Siempre que leía -cuando estaba en casa, no en el exterior- hacía algo que me había aconsejado mamá, cogía el diccionario y me lo colocaba al lado por si no entendía alguna palabra, y si era así la buscaba. En aquel momento y durante la tarde anterior no me hizo falta y lo agradecí, porque no tenía con qué documentarme si no entendía algún término. En un momento dado levanté la vista y fruncí el ceño, había niños corriendo ¿Qué hacían los niños allí? Miré la hora en mi reloj de pulsera. Era media mañana, ¿Por qué había tantos niños en el parque con sus madres? O tal vez eran cuidadoras... En aquel pueblo había muchísimas fiestas que se me antojaban absurdas, todas con una tonta excusa para ser celebradas, aunque también había algunas excepciones, tal vez aquel día era fiesta y no me había enterado. No le di más vueltas al tema y seguí leyendo, no había avanzado mucho cuando escuché algo y vi una sombra por el rabillo del ojo. Levanté la cabeza y me topé con un chico a punto de caerse sobre mí. Yo, como acto reflejo, me recogí en el banco, subiendo los pies y sujetándome del respaldo, el libro había volado. No grité pero la expresión en mi rostro lo dijo todo. El muchacho acabó "la maniobra" y se levantó disculpándose al tiempo que me devolvía mi libro. Lo sacudí con rapidez -los libros eran algo muy preciado para mí, y no porque costasen dinero precisamente- y negué con la cabeza mirando al chico, un poco extrañada por haberme tratado de usted, al menos era educado aunque nunca me había gustado que no me tutearan, el "usted" no me sentaba bien, aunque no sabía por qué.

- No-no pasa nada. Ha sido un accidente, podría haber ocurrido algo peor.
avatar
Charlie Waltz
Humanos
Humanos

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 23/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cautela, vigilia (Alec)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.