Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» R e g i s t r o D e V i v i e n d a{Optativo}
Lun Oct 24, 2011 2:19 pm por Alba

» R e g i s t r o D e M o v i l & D i a r i o{Optativo}
Lun Oct 24, 2011 2:17 pm por Alba

» R e g i s t r o D e A v a t a r{Obligatorio}
Lun Oct 24, 2011 2:13 pm por Alba

» R e g i s t r o D e R a z a{Optativo}
Vie Ago 19, 2011 12:26 am por Layna Graunt

» Ficha de Graunt
Vie Ago 19, 2011 12:23 am por Layna Graunt

» Little Words [Normal]
Lun Ago 01, 2011 3:04 am por Invitado

» Gossip Girl (Afiliados normal)
Lun Jul 04, 2011 9:46 am por Invitado

» As I Lay Dying {The Vampire Diaries RPG} ¡FORO NUEVO! -Afiliación Normal-
Jue Mayo 26, 2011 2:34 pm por Invitado

» Elite: Voldemort Return! NECESITAMOS GENTE GENIAL! PERSONAJES PREESTABLECIDOS LIBRES!
Dom Abr 17, 2011 6:34 pm por Invitado











Afiliados Hermanos
{Por Invitacion de los Admin}


The Hunger Games Rol Sweet Temptation




Afiliados Elite

{Vip/Elite}

 
 




Alec Malkovich Life's

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Alec Malkovich Life's

Mensaje por Alec Malkovich el Lun Feb 07, 2011 11:49 pm

Like a Star @ heaven::: NOMBRE COMPLETO :::Like a Star @ heaven
Alec Malkovich.


Like a Star @ heaven::: EDAD :::Like a Star @ heaven
20 años aparentes | 602 años reales.

Like a Star @ heaven::: ESTATUS DE SANGRE :::Like a Star @ heaven
Convertido.

Like a Star @ heaven::: LUGAR DE PROCEDENCIA :::Like a Star @ heaven
Londres, Inglaterra.

Like a Star @ heaven::: TRABAJO :::Like a Star @ heaven
A lo largo de mi eternidad estudié diferentes carreras, muchos seres como yo lo encontraban una pérdida de tiempo, pero a decir verdad yo nunca encontré un modo mejor de aprovechar mi inmortalidad, por lo que me dediqué a las cosas que más me gustaban cuando era un simple humano, tales como: Psicología, Música, Fotografía, Dibujo, Diseño Gráfico, Arquitectura, Ingeniero Civil en Construcción y Civil Industrial con especialidad en prevención. Por lo tanto podría decir que estoy capacitado para todas estas funciones, sin embargo como sólo aparento veinte años mi currículum va dependiendo del lugar en el cual quiero trabajar y en el sitio en el cual me encuentre.


Like a Star @ heaven::: DESCROCIÓN PSICOLÓGICA :::Like a Star @ heaven
¿Cómo un ser se puede describir a sí mismo y parecer creíble a la vez? Es una interrogante que he
Tenido desde que tengo uso de razón y nunca le he encontrado respuesta, sin embargo trataré de ser lo más honesto y objetivo posible.
Mi personalidad, aunque muchos no lo crean, ha sufrido demasiados cambios entre el hombre que fui y el ser que soy o espero ser. Mi vida solía ser feliz, armoniosa, a pesar de haber nacido en una cuna de oro nunca tuve el problema, que la mayoría de mis amigos tenían, de no contar con el amor ni resguardo de mis padres porque todo lo compensaba con dinero, sino que muy por el contrario, yo para ellos era su universo, su todo; el amor que mi madre me entregó ninguno se le puede igualar transformándome en el hombre respetuoso y honesto que soy ahora, mientras que todas las cosas que mi padre me enseñó me hicieron darme cuenta de cómo afrontar la vida que nos toca vivir, amar los deportes y respetar a tu mujer sin parecer menos hombre al hacerlo, en pocas palabras ambos me enseñaron a amar, sin embargo esa forma de ver y disfrutar la vida por poco se pierden por completo al convertirme en lo que ahora soy: un vampiro. Por algunos años fui el hombre más perro, miserable, controlador y repulsivo que se puedan imaginar, hasta que mi di cuenta que no tenía por qué culpar a los demás de lo que a mí me estaba pasando, odiaba a la mujer que me había creado y a mí por no tener el valor de clavarme una estaca antes de hacer más daño, pero no por eso debía hacer que el resto del mundo sintieran sus últimos latidos en mis brazos, así que me dediqué a viajar, estudiar y tratar de hacer las cosas lo más humanas posibles, volví a ser el hombre sensible y honesto de antes, sólo que luego de casi un siglo de no serlo, me cuesta más sacarlo a flote que antes, puedo pensar de la misma manera, pero me cuesta actuar tan amigable como lo hacía antes.

Así podríamos decir que ahora: amo, respeto, sensibilizo, comprendo, comparto y ayudo a los demás, pero en cuanto a demostrar lo mucho que me importa una persona me cuesta demasiado, no porque no quiera, sino que después de haber amado, respirado y vivido por una persona que al final no entendió mi decisión y me transformó en lo que yo más odiaba, me cuesta volver a confiar y demostrar lo que siento para volver a decepcionarme nuevamente, por eso ahora sólo hago las cosas cuando estoy completamente seguro de que, si bien puede que no sean para siempre, al menos duraran un largo periodo de tiempo y que al final, al menos, la amistad se conservará, como es el caso actual con mi novia: Rose. Nunca he sido un tipo tímido ni serio, me encanta reír, y eso no creo que cambie, tampoco encuentro que el pudor sea algo bueno en las personas, el cuerpo es el regalo más divino que podemos recibir y hay que aprender a cuidarlo, respetarlo, aceptarlo y amarlo tal cual se nos entregó.

Like a Star @ heaven::: TENDENCIA SEXUAL :::Like a Star @ heaven
¡Heterosexual!

Like a Star @ heaven::: ASPECTO FÍSICO :::Like a Star @ heaven



Soy el típico prototipo de hombre Inglés. Con mi casi metro noventa de estatura, mi contextura delgada, mis cabellos rubios los cuales no los uso tan cortos como debería y mis grandes ojos azules, definitivamente me podrían decir que soy un HIJO DE MI PADRE y Londines de nacimiento. Antes de ser vampiro no poseía tanta musculatura o fuerza, sin embargo siempre me conservé bastante bien y muchas mujeres me elogiaban mi hermosura, especialmente mi blanca y siempre cremosa piel. Ahora que ya tengo más tiempo libre y mucho para disfrutar me he preocupado más de mi apariencia física, por lo que hago mucho deporte, especialmente el fútbol americano que practicaba en todas las universidades en las que estaba, lo que me proporcionó un abdomen marcado, brazos fuertes, glúteos apretados y piernas con musculatura envidiable. De apoco me fui acostumbrando al buen impacto que mi físico tiene ante el sexo opuesto, lo cual es una de las razones por lo que no sea pudoroso ni tímido en lo que se refiere a mi cuerpo.

APARIENCIA: Por mi estaría siempre sin camisa y sin zapatos, pero por razones obvias eso no puede pasar, así que generalmente uso jeans, una camisa blanca o negra, pero rara vez de colores, y si es que salgo de noche una que otra chaqueta elegante, por más que trato de acomodarme a la onda yankee moderna de la vestimenta, no puedo dejar mis raíces francesas de siglo XV con mucha facilidad.

Like a Star @ heaven::: FAMILIA :::Like a Star @ heaven
MALKOVICH
y en lo que a mi respecta: Rose y Stefan.

Like a Star @ heaven::: GUSTOS :::Like a Star @ heaven
- Saciar mi sed con animales.
- Estar cerca de Rose.
- Escuchar a Rose Cantar.
- Escribir en mi diario.
- Reír y hacer reír.
- Una mujer que sepa reír.
- La luz del sol.
- Andar por la casa sin playera y a pies descalzos.
- Jugar fútbol americano como receptor.

Like a Star @ heaven::: ODIOS :::Like a Star @ heaven
- Damon, para mí es el ejemplo del ser poseído por el monstruo.
- No lograr mis objetivos.
- La infidelidad.
- La deshonestidad.
- No poder controlar mis impulsos y morder a un humano inocente.
-Los vampiros que transforman a humanos por despecho o sin algún motivo justificable


Like a Star @ heaven::: HOBBIES :::Like a Star @ heaven
- Tocar la Guitarra (o piano) y cantar.
- Tomar Fotografías y Pintar ya sean paisajes o personas.
- Cazar con Stefan.


Like a Star @ heaven::: HISTORIA :::Like a Star @ heaven

¡Uff! ¡Esto sí que será difícil de relatar! Tendré que re leer la mayoría de mis diarios y resumir mis seiscientos años lo más que pueda para que puedan entender algo de lo que ha sido ser inmortal por quinientos ochenta y un años, pero trataré de hacerlo lo mejor que pueda.
Nací en la modesta ciudad de Londres un veinte de junio de mil novecientos cuarenta y ocho lo que me hace un hombre que está próximo a cumplir seiscientos tres años ¡Qué pasada! ¿Eh? Pues para ser honesto, me hubiese gustado vivir setenta años y morir sabiendo que mis hijos crecieron bien y a mis nietos los malcrié a la perfección, pero cada uno tiene que aprender a vivir lo que le toca.

Pues, retomemos la historia, que soy muy bueno para desviarme, mi vida era felicidad pura, risas, amor, diversión, fiestas, una vida de adolescente normal, con la diferencia que dada mi posición social con la mayoría de mis amigos teníamos clases particular de piano y violín y para qué hablar de lo elegante que eran nuestros cumpleaños o pequeñas fiestas, nunca pude vestir otra cosa que no fuera un terno, ni siquiera para salir a comprar a la esquina, algo de lo que no me quejo, nunca me faltó nada así que podía soportar cagarme de calor en verano, en definitiva todo era sensacional hasta que la vi, a ella, la única, esa por la que tu corazón se detiene o se acelera, en realidad ni tú mismo lo sabes con claridad, pero sabes que algo mágico pasa y sólo esperas tocar su mano o rozar sus labios para saber que es real, que ella existe y te corresponde el sentimiento. La cortejé, según mi diario de aquel año, por aproximadamente dos meses, en los que me acerqué como todo un caballero presentándome de forma adecuada, obteniendo como respuesta su nombre y su residencia: Sophie de Valois, Los elíseos #635, Londres. Durante todo el cortejo debí haber mandado unas cincuenta cartas y haber quedado para conversar unas veinte veces, y a pesar de mi corta edad supe que era la indicada, mis amigos se burlaban pues qué podía saber un muchacho de diecisiete años del amor, sin embargo todos tuvieron que tragarse sus palabras cuando al cabo de dos meses comenzamos a salir. Los meses pasaron, mi corazón ya no cabía en mi pecho de amor, las risas eran permanentes, el respeto por ella estuvo presente hasta que Sophie lo quiso y mi vida era la con mayor dicha en el universo. Los meses se transformaron en años y para mi décimo noveno cumpleaños ella se entregó a mí, no era mi primera vez y con algo de desagrado pude comprobar que tampoco era la de ella, sin embargo no me dediqué a cuestionar su honor pues me consideraba un hombre enamorado por primera vez y si bien no había sido el primero tenía toda la intención de ser el último, sin embargo en aquel acto un evento completamente inesperado por mi parte aconteció: En el instante justo de mayor éxtasis para ambos sentí como dos dientes de ella se clavaban en mi cuello proporcionándome una herida lo suficientemente grande para liberar sangre, pero sin peligro de morir desangrado, no me llevó mucho darme cuenta de que eran sus colmillos, sin embargo no fue hasta horas después cuando entendí que era lo que realmente estaba pasando.

Aún podía recordar sus lágrimas mientras me contaba su verdadera procedencia, su real forma de ser, su, recién ahora comprensible para mí, poderosa e irrevocable maldición. Al principio no podía creer que lo que me estuviera diciendo fuera verdad, no quería creer que aquello realmente estuviera pasando ¿cómo me había podido enamorar tanto de una persona que ni si quiera era persona y, por si fuera poco, no estaba viva? Mi mundo se me vino abajo y el que debía ser el día más feliz de mi vida se volvió en una tormentosa pesadilla, recuerdo que, producto de la desesperación y el amor que aún sentía por ella, le imploré que me borrara la memoria, que me hiciera olvidar todo lo que me había dicho y pudiéramos ser felices con mi ignorancia, pero ella se negó diciendo que nunca había pensado enamorarse así de humano y quería que todo fuera transparente, al principio no entendí muy bien que había querido decir con esas palabras, pero lo acepté y seguí con la relación. Por medio año en mi casa no se escuchó mi constante risa, ni aquel brillo en mis ojos cuando se hablaba de Sophie, pero luego me hice la idea de que si la amaba debía quererla con sus defectos y virtudes en incluso llegué a pedir su mano en matrimonio, más adelante nos pararíamos a ver cómo le íbamos a hacer para cuando yo fuera un anciano y ella siguiera pareciendo una hermosa joven de, como me había confesado que tenía desde hacía medio milenio, veinte años.

Cuando logré asimilar todo lo que estaba pasando comencé a dejarle beber un poco de mi sangre todos los días llegando a volverme un poco adicto de su mordida, no por ser masoquista, sino porque debía reconocer que no era desagradable del todo y para qué hablar de lo excitada y juguetona que se ponía cada vez que bebía y aquí estuvo mi error, después de tres años de relación y un año de haberme enterado de su condición, recién me di cuenta del monstruo que tenía por prometida y a lo que se refería con hacer nuestra relación más transparente: un día antes de la boda me dijo que me convertiría en nuestra primera noche como marido y mujer. En ese momento, mi corazón se detuvo, los relojes pararon de sonar, el aire dejó de existir y mis oídos quería creer con todas su fuerzas haber escuchado mal. Con el respeto que siempre le había profesado y con todo el amor que sentía por ella le expliqué que yo no quería ser como ella, amaba mi vida como humano y que por mucho que la amara no cambiara mi mortalidad para ser un ser que como único alimento tendría la sangre y eso fue peor que una estaca en el corazón para Sophie pues de inmediato me hizo elegir: Boda siendo vampiro o no había boda en lo absoluto y me olvidaba de ella por completo. Al principio no podía creer lo que estaba escuchando, después de todo lo que habíamos pasado se atrevía a ponerme en una situación así, el orgullo que siempre me acompañaba no dudo en responderle y con toda la sinceridad y tristeza del mundo le di un abrazo de despedida deseándole lo mejor en su inmortal vida, después de tres años amándola, protegiéndola, haciéndola sentir viva otra vez, le decía adiós por su estúpida forma de ver las cosas, sin embargo no todo salió como esperaba pues apenas me doy la vuelta pensando en cómo le explicaría a mis padres de que la boda se había suspendido definitivamente sentí como dos colmillos se clavaban en mi cuello inmovilizándome por completo logrando de que callera de rodillas al piso para luego tener frente a frente a una mujer que a pesar de estar en el cuerpo de mi amada parecía un verdadero monstruo, se hizo una herida en su brazo y con la cara toda desfigurada por el olor de la sangre, sin contar el odio que se veía en su mirada, me hizo beber la sangre para luego darme vuelta la cabeza quebrando todas mi articulaciones de un solo movimiento, la muy perra me había matado.

Desperté al cabo de unas pocas horas en la más hermosa oscuridad de la noche, la cual sería mi única compañía por casi dos siglos, y una nota entre mis manos: “Disfruta tu inmortalidad”. Tres palabras, tres palabras que hicieron trizas mi mundo, explicar lo que fue saber que me había convertido en un ser del que sabía sólo lo que me había enseñado Sophie y que odiaba con todo mi ser me volvieron literalmente loco, lo cual es poco para describir lo que fue estar sediento de sangre, pues al cabo de aproximadamente una hora de que me desperté mi garganta me llegaba a quemar pidiéndome alimento y de apoco me acostumbre a que mis sentidos se habían intensificado de tal forma que podía oler y sentir la sangre de un hombre que estaba a casi una cuadra de distancia, e incluso si me concentraba bien podía hasta escuchar lo que estaba diciendo, no pasaron ni cinco segundos antes de que ese hombre pronunciara sus últimas palabras y muriera desangrado entre mis brazos dejando mi transformación completa.
La forma desconsolada en la que el llanto salió de mi cuerpo sobre el cadáver de ese pobre ser humano fueron completamente en vano, nada devolvería la vida que yo había quitado, que Sophie me había obligado a quitar sabiendo que mi decisión había sido completamente la opuesta y por primera vez supe lo que era odiar a una persona, algunos pensaran de que es imposible odiar a la primera persona que amaste por mucho mal que te haya hecho, pero créanme, es posible porque yo lo hice, lo hago y lo haré hasta que una estaca atraviese mi corazón.
Esa misma noche, cubierto de sangre, volví a mi casa y al abrir la puerta el olor de mis padres llegó a mi nariz como un delicioso bistec, traté de controlarlo y me dirigí a la ducha para poder sacarme esas ropas sucias pensando que el agua aliviaría mi dolor, pero en lo único que podía pensar era en drenar a mi adorada madre y a mi ejemplo de padre. Frustrado y dolido sin siquiera hacer una maleta, me cambié de ropa, tome los ahorros que había juntado para la luna de miel y me fui de casa sin ningún tipo de explicación sabiendo que estarían mucho mejor lejos de mí que junto a mí… me había convertido en un peligro no sólo para mis padres, sino que también para la sociedad y debía alejarme de mis seres queridos lo más rápido posible antes de que hiriera a uno inconscientemente.

Sin control de nada y acomplejado por no saber qué hacer cuando el sol salía me volví el monstruo más inhumano de la historia, matando sin importar si la persona muerta era una madre, hija, nieta, abuela, amiga o conocida de alguien, sólo me importaba saciar mi sed a costa de lo que fuera y con cada víctima más me odiaba a mí mismo y a Sophie, sentía que el odio era lo único que me mantendría vivo hasta poder encontrarla y clavarle una estaca en su podrido corazón para que no le pudiera hacer a nadie más lo que me había hecho a mí. Aprendí a hacer que mis presas sufrieran el mayor dolor inigualable antes de que soltara su último respiro, aprendí a cavar la tierra en caso de que el sol me pillara desprevenido y no alcanzara a refugiarme en algún lugar llegando a sumergirme metros y metros bajo tierra cerciorándome de que el sol no penetraba a esa profundidad, logre manipular a la gente como nunca pensé que podría hacerlo y para fines que nunca pensé que tendría, mi vida fue una verdadera puta de mierda hasta que una bruja se cruzó en mi camino y me mostró lo que hacía años había olvidado, llevaba siglo y medio viviendo entre los inmortales, había recorrido toda Francia, Rusia e Italia matando gente por aquí y por allá para que no sospecharan de mí y fue en Venecia donde mi cabeza volvió a posarse encima de mis hombros y mis neuronas hicieron contacto guiadas por una hermosa mujer que nunca pensé se tomaría el tiempo de hablarme como lo hizo, recordarme lo humano que era y regalarme el mayor de los regalos para un vampiro. Natalie era una mujer de casi cincuenta años descendiente de una de las mejores familias de brujos de Italia y por su amistad, en parte, volví a ser lo que una vez fui, no sólo me hizo ver de que habían otros animales que poseían sangre a parte de los humanos, sino que también me enseñó el poder del autocontrol y me concedió un día bajo la luz del sol, después de ciento sesenta años estaba bajo los rayos del sol, cegado por su hermoso resplandor, acalorado por su alta temperatura y asombrado por su belleza, aún puedo ver los ojos brillantes de felicidad de Natalie al verme feliz por tan sólo contemplar el sol y fue allí donde realmente mi vida cambió, cuando me regaló, con una condición, el objeto que me permitía poder disfrutar de un cálido día de verano: un anillo de lápiz lázuli. Le prometí que haría lo que fuera por aquel objeto, sin embargo su condición me dejó completamente sorprendido: hacer el bien con mi inmortalidad. Al principio no entendí cómo es que una mujer que me había encontrado comiéndome a otro ser humano podía tener fe de que yo podía lograr hacer algún bien, sin embargo la esperanza que vi en sus ojos y la forma segura en la que tomó mi cabeza y besó mi frente como sabiendo que yo podría contrarrestar todo el mal que había hecho me hicieron querer cumplir esa condición costara lo que costara y así me matriculé por primera vez en una universidad para estudiar lo único que en ese momento pensé que podría ayudar al resto y de paso ayudarme a mí: Psicología.
Durante los seis años de carrera conocí a gente maravillosa, volví a hacer deportes, dominé mi autocontrol, dejé de beber sangre de personas, me enfoqué en los animales irracionales para alimentarme y en los problemas humanos para ayudar, en definitiva cambié mi perspectiva de vida y cada día que pasaba me iba acercando más al hombre que una vez fui.

Pasaron los años, los siglos, y luego de ejercer un cierto tiempo con cada carrera me cambiaba de ciudad o de país y estudiaba otra diferente haciendo lo que más podía por ayudar a otros tratando de compensar todo el mal que había hecho por tanto tiempo, a fin de cuentas logré controlar mis impulsos como, hasta ahora, ningún otro vampiro tratando de vivir una vida medianamente normal. La idea de matar a Sophie siguió constantemente en mi mente y admito que aún sigue, pero ya no tiene la relevancia que tenía antes, si me la encuentro genial y si no, genial. Después de cuatro siglos disfrutando del calor humano me decidí a volver a Venecia para decirle a Natalie que había cumplido mi promesa, sin embargo, absorto y acostumbrado a que el tiempo pasara sin ninguna consecuencia para mí, habían veces que olvidaba que no era para todos igual, por lo que lo único que pude encontrar fue una descendiente de ella a la cual lo máximo que me acerqué fue a una distancia de cincuenta metros, no quería atormentar a la joven con mis dilemas, al menos ahora sabía que Natalie me estaba viendo desde donde fuera que estuviera y esperaba que se sintiera orgullosa de mí. Para no perder el viaje recorrí aquella hermosa ciudad por una semana y fue allí donde mi vida volvió a dar un giro de ciento ochenta grados, cuando morí en mil cuatrocientos veintinueve toda mis ideas del amor murieron conmigo y sólo quedo odio dentro de mi ser, volví a sonreír después de Natalie, sí, volví a disfrutar la vida, volví a confiar de cierto modo, pero nunca ni por un ápice de segundo volví a amar a tal punto de querer volver a complementarme con otra persona otra vez, no lo había hecho hasta ese día, después de cinco siglos, era mil novecientos diez y mi corazón, si es que tenía, volvía a latir rápido o a detenerse por una mujer, al principio la observé con descaro pensado que era una humana que no se daría cuenta y pude entender en parte a Sophie al pensar de que el hombre que había elegido como esposo moriría en algún punto de su vida mientras que ella seguiría inmortal por toda la eternidad, sin embargo al mirar la cara de esa inocente y frágil muchacha jamás me vi haciéndole lo que Sophie me había hecho a mí. Afortunadamente o lamentablemente, aún no lo sé, el pensamiento de aquella hermosa muchacha como una blanca e inocente paloma de desvaneció por completo al darme cuenta por su olor y la forma en la que me detectó sin problemas, de que era una vampiresa. Al principio no lo asimilé pues odiaba a las personas que eran como yo, me odiaba a mi mismo por lo que no era tan difícil de entender que odiara a todo lo igual a mí, entonces lo que no comprendía era como me podía sentir tan endemoniadamente atraído por una mujer de mi misma naturaleza siendo que lo más probable era que matara a un humano por noche. La primera vez que vi a Rose la recuerdo como si fuera hoy, la escribí en mi diario de aquel año, pero olvidar lo que fue conocer a la mujer que ha estado a mi lado por ya un siglo y que hace que mi día sea más alegre, lleno de vida y me pueda odiar a mí mismo un poco menos, sería una traición al amor que siento por ella y a lo mucho que he recibido de Rose. Actualmente estamos en Mystic Falls, Estados Unidos, en la casa de dos de sus amigos, no puedo decir que estoy totalmente placentero en aquel lugar pues por mucho que A VECES demuestre que tiene sentimientos, me cuesta ver a Damon como un hombre que controla al demonio que lleva dentro, sin embargo la compañía de mi amada y la amistad de Stefan hacen que Damon sólo sea una pequeña pulga que debes en cuando te estorba y por más que quieras matarla has aprendido a convivir con ella a tal punto que prefieres llevarla a otra parte de tu cuerpo donde se sienta más cómoda y deje de molestar antes de que deje de respirar.

He llegado al último diario que he tenido en toda mi vida, los cuales son ¡UFF! Demasiados. Traté de resumirles mi vida lo más posible con la esperanza de que entiendan mis acciones en el pasado y valoren las que hago en el presente, no me juzguen por lo que fui, sino por lo que soy y para los que crean que los vampiros son sólo depredadores sin sentimientos están muy equivocados, amamos, odiamos, reímos y lloramos como una persona normal, aquel que diga que puede apagar los sentimientos cual interruptor sólo está creando una muralla a su alrededor imposible de mantener por mucho tiempo.

Por último les dejaré una parte de lo último que escribí ayer tras pensar en cuándo o cómo uno puede saber que está seguro de querer dar el siguiente paso con su novia.
“¿Cómo puedes saber que esa persona es la indicada? ¡Ni puta idea! Sólo la ves y lo sabes, es el dilema más grande de la vida del hombre y la razón por la que la mayoría de las personas viven. Yo la encontré dos veces, una me decepcionó quitándome tres años de mi mortal vida y dándome una inmortal sin quererlo, la otra es mi actual compañera y, a pesar de que aún me cuesta mucho ser el hombre cariñoso que fui, le trato de demostrar día a día que es MI ALMA GEMELA, mi otra mitad y que así como he estado un siglo a su lado, puedo estar el resto de mi eternidad de la misma forma. Te amo Rose.”


Última edición por Alec Malkovich el Miér Feb 09, 2011 2:48 am, editado 1 vez
avatar
Alec Malkovich
Vampiros Vegetarianos
Vampiros Vegetarianos

Mensajes : 142
Fecha de inscripción : 06/02/2011
Localización : By Rose side for all the eternity...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Alec Malkovich Life's

Mensaje por Rose S. Di Sparks el Mar Feb 08, 2011 12:13 am

Bienvenido A Vampire Diaries~
{Recuerda registrar tus registros y hacer ficha de relaciones es obligatoria,cierro ficha}

_________________
Rose Sophie Di Sparks
| Little Bitch | 17 sweet Years | You come me? | Cristal Doll|

In a dark, dark and dirty garret, I died one day and I die every night.
Empty nights without the Sun and without vague day I without course
and without my hope for returning to the life.

Every day, you are alone you:
avatar
Rose S. Di Sparks
Administradora
Administradora

Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 05/02/2011
Localización : Podrias Localizarme?

Ver perfil de usuario http://vampirediaries.foros-activos.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.